Si bien el tipo de red por el cual, en la actualidad, tiene a circular la información es totalmente diferente a lo que se venía estudiando en las ciencias de la comunicación (de tipo centralizada y descentralizada) y que se caracteriza por ser distribuida, no significa que ello la convierta en más democrática. Esta hipótesis constituye una falsedad.

Aunque se lo plantee así, los nodos de las redes no todos iguales, sino que algunos adquieren mayor relevancia (por cantidad de vínculos, antigüedad, y otros aspectos) generando una visibilidad superior en comparación con el resto de los nodos. Como se observa en la ilustración nº 1, que aunque fue planteada en otro contexto (el telefónico) no perdió vigencia, los tres tipos de redes se diferencian en sí de forma sustantiva.

Recomiendo leer el libro: El poder de las redes de David de Ugarte