30 septiembre, 2020

Cómo los medios pueden capitalizar el “coronabump” y mantener al público enganchado

El creciente apetito por la cobertura de la enfermedad COVID-19 y el nuevo coronavirus ha impulsado las producción de noticias en todos los medios, pero puede pasar que pronto las personas puedan comenzar a alejarse de la negatividad constante.

En un artículo de Journalism.co.uk que acá traduzco y adapto, el periodista Daniel Green explica con la ayuda de Rasmus Kleis Nielsen, director del Instituto de Reuters para el Estudio del Periodismo, cómo evitar alcanzar el punto de saturación. Si bien incluye datos y la experiencia de la cobertura periodística en el Reino Unido en base a los medios públicos no deja de ser un tema interesante para pensar los desafíos y las oportunidades que tienen los medios ante esta pandemia, pensar y analizar cómo se informan las audiencias y, a su vez, cómo informan y cómo podrían informar tanto los medios públicos como en los privados de cada país: 

La actual pandemia de coronavirus ha visto un aumento en la demanda del público por las últimas noticias, consejos y orientación para protegerse del virus.

Las últimas cifras de audiencia informadas por la Junta de Investigación de Audiencias de los organismos de radiodifusión del Reino Unido (BARB) muestran que entre el 16 y el 22 de marzo, la semana en que el gobierno comenzó a introducir medidas para frenar la propagación del covid-19, seis de los 10 programas más vistos eran de noticias, todos de la BBC.

Rasmus Kleis Nielsen , director del Instituto de Reuters para el Estudio del Periodismo, explicó que este aumento en la audiencia en todas las plataformas es un desafío y una oportunidad para los medios públicos.

“Si, como sociedad, tenemos las instituciones establecidas para ayudarla a manejar situaciones extraordinarias (como el NSH – Servicio Nacional de Salud), parece ser que esta crisis le recordará a gran parte del público que los medios como la BBC son instituciones que pueden ayudar la sociedad a ser resistente frente a una crisis “.

Aunque ha habido un importante crecimiento en la participación y el alcance del contenido de las noticias en las últimas semanas, Nielsen señaló que las personas parece que están recurriendo a los medios y las plataformas en los que ya confían en lugar de buscar nuevas fuentes de información.

“Gran parte del público pronto estará agobiado y cansado de leer sobre el coronavirus todo el tiempo porque sentirán que gran parte del material que se les presenta no es material que los ayude en sus vidas y que, por el contrario, les generará ansiedad, preocupación y sentimiento de impotencia”.

“Hay una tendencia muy clara en países donde gran parte del público confía en algunos medios que, incluso si no confían en todos los que proveen noticias, recurren a esos medios en momentos de crisis utilizando todos los canales disponibles. Todavía no tenemos los datos detallados. Lo que puedo decir es que la gran mayoría del público confía en la BBC, pero hay una minoría significativa que realmente no lo hace. No estoy seguro de que una crisis como esta cambie sus opiniones sobre eso rápidamente, por lo que esperaría que gran parte del aumento se deba a que los usuarios ocasionales se vuelven más leales en tiempos de crisis, y los usuarios leales aún más“.

El informe Digital News Report del año pasado encontró que el 32 % de las audiencias globales se desconectaron de la cobertura de noticias, y una gran proporción de lectores y televidentes del Reino Unido intentó evitar las noticias sobre el Brexit . Al describir la crisis actual como un “momento decisivo para el periodismo como profesión”, Nielsen aconsejó a los periodistas que eviten alienar al público con cobertura constante de coronavirus para prevenir un fenómeno similar: “Gran parte del público pronto estará agobiado y cansado de leer sobre el coronavirus todo el tiempo porque sentirán que gran parte del material que se les presenta no es material que los ayude en sus vidas y que, por el contrario, les generará ansiedad, preocupación y sentimiento de impotencia”.  

Por eso, Nielsen sugirió que una forma de evitarlo es mediante el periodismo de soluciones en la cobertura del COVID-19. La cobertura que se conecte con la vida del público y los consejos que capaciten a las personas para vivir lo mejor posible su vida en un encierro, pueden ayudar a retener la atención de los lectores y espectadores.

“Esperaría que eso sea mucho más bienvenido para gran parte del público que un comentario continuo sobre un país X que, si bien es importante, se vuelve bastante remoto si estás atrapado en tu departamento en Oldham preocupándote por el futuro de tu trabajo”, indicó Nielsen, quien también dijo que los periodistas deberían reconocer que no todo en el mundo pudo haber salido mal en las últimas 24 horas y que vale la pena destacar ejemplos de trabajos o eventos positivos.

Cuando la crisis finalmente pase, agregó el director del Instituto de Reuters para el Estudio del Periodismo, algunos medios deberían tener un momento de reflexión sobre la cobertura que hicieron antes y durante la crisis y preguntarse si un enfoque fue o no apropiado para lidiar con la situación.

Fuente: Journalism.co.uk

Imagen fuente:  www.technologyreview.com 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *